lunes, agosto 15, 2005

Confusión



Dicen que después de la tormenta viene la calma pero éste no parece ser el caso...

De repente un día te levantas y te das cuenta que llevas ya demasiado tiempo navegando a la deriva en una cáscara de nuez, perdido en un océano infinito, dejando que las olas te guíen y rodeado de oscuridad...

De pronto todo se ilumina y ves la realidad, no tienes nada a tu alrededor, no tienes ningún punto de apoyo, ningún punto de referencia, ningún remo, ninguna vela con la que poder dirigir tu barco

Contemplo aterrorizado que la luz en realidad viene de un relámpago, se está formando otra tormenta que encrespa más aún las olas y veo como me aleja aún mas de la costa, que ya sólo se vislumbra como una pequeña manchita en el horizonte.

Y una vez más, resignado, me vuelvo a dejar llevar por la tempestad, rezando para que pase rápido y que un día al despertar me encuentre varado en una playa...

Pero se que eso no va a pasar, no mientras me siga dejando arrastrar por las tormentas...

Y sigo mirando el pequeño remo ya casi podrido que está aquí a mi lado, y me sigo repitiendo que, de todas maneras, que podría hacer yo con él contra esta tormenta tan gigantesca...

4 Comments:

Blogger Lesbiana Poco Convencional said...

No te derrumbes porqué, por muy larga que sea la tormenta, el sol siempre vuelve a brillar entre las nubes.
Ánimo!!!!
Un besote! :)

7:53 p. m.  
Blogger Marvin said...

Cariño no me gusta verte asi. Casi todo tiene solución, y no olvides nunca que aunque estemos lejos, hay mas barquitas q estan junto a ti. MUAAACKK!!

10:31 p. m.  
Anonymous MM said...

Tú lo ke tienes es un bajonazo del kince despues de varios meses seguidos de fiesta. Anda y ke te kiten lo bailao, petarda!!
Arriba los micropenes, hombre ya!

12:13 a. m.  
Blogger El mundo visto desde fuera said...

sois unos soletes
muaks para todos
:)

12:49 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home