domingo, marzo 27, 2005

Un paseo por Estrasburgo

Estrasburgo, que ciudad tan pequeña y que grandes los sentimientos que despierta...

Strasbourg en francés y Straßburg en alemán, francesa en sus orígenes, y capital económica de la Alsacia... anexionada por Alemania en 1871 pero que volvió a manos francesas tras la primera guerra mundial.

Sin embargo, esta ciudad simboliza todo lo contrario, es una de esas ciudades que al nombrarlas te viene a la cabeza la palabra Europa, símbolo de fraternidad franco-alemana (al menos en el sentido del dialecto que se habla allí, ininteligible para ambos) y además, tienen un tribunal que sirve para un montón de cosas, desde decirle al Sanpedro que de eutanasia tururú, hasta decirle al Milosevic que los reyes magos le van a traer carbón...

Los grandes contrastes siempre han dado personalidad a las ciudades, la catedral de Estrasburgo, es una de las catedrales góticas de mayor altura...

Dejando el escalar catedrales para alpinistas, no fumadores, suicidas y gente sana en general, como la que va allí a ver exclusivamente el reloj donde supuestamente se originó la vida ... (lo más, sin comentarios)

(Las catedrales francesas por cierto, son de las mas modernas de Europa...)

Desde las alturas de la catedral se divisa uno de los barrios mas emblemáticos de la ciudad, La Petit France,
que es como de casitas de chocolate pero con madera un poco carcomida, lo cual le da mucho encanto (y en las fotos que hagas casi no se nota)

vamos un petardo

En realidad lo único que vale la pena allí es el Museo de Arte Moderno y Contemporaneo y los tranvías y la estación, eso sí que es moderno pero que muy moderno


Tranvia muy moderno

Aunque de fiesta olvidate que por allí solo pasa alguna discoteca ibizenca en gira invernal, y muy de vez en cuando

tampoco está mal para ir de tiendas, cierran bastante tarde

  • 1 moderneces